Adelante Andalucía reprocha que la Junta recobre el proyecto fomentando la recalificación de terrenos en el municipio de Barbate

Adelante Andalucía manifestó el domingo su negación a la sugerencia de un macroproyecto turístico de terrenos de golf e inmobiliario en Barbate, que la Junta de Andalucía pretende fomentar recalificando los terrenos del municipio de Barbate. Para la parlamentaria andaluza Ángela Aguilera, “se trata de un ejemplo desfasado que ha producido la hecatombe de la economía de Andalucía: especulación urbanística y también burbuja inmobiliaria, sencillamente insostenible por el derroche de un bien tan limitado como el agua, además de incluir la explotación del suelo para provecho de las empresas constructoras.”

Aguilera define esta política de “urbanismo a la carta” defendido en el decretazo (Decreto-Ley 2/2020 de 9 marzo aprobado en plena pandemia), pero además en la Ley de impulso para el desarrollo sustentable para el territorio Andaluz (Lista), según un escrito de este partido. La diputada no adscrita del Parlamento ha expuesto que “esto es la privatización del urbanismo de facto” porque, además, “la Junta puede igualmente obligar a cambiar el PGOU a los ayuntamientos, aunque esta vez hay comunión con el consistorio barbateño”, sintió.

“Profundiza, además, en el servilismo de la situación económica andaluza con el turismo de sol, playa y los bajos salarios, a costa de nuestros recursos naturales y también a base de empleos precarios. Ni crecimiento endógeno, ni diversidad industrial, ni renovación ecológica” – sugirió Aguilera.

” Esto es un suicidio tanto ecológico como financiero y también como resultado social; es igualmente un ejemplo del papel que se le atribuye a Andalucía dentro del estado español en el patrón económico capitalista” – prosiguió la diputada local. Ángela Aguilera, por su parte, cree que “el truco es la sustentabilidad ambiental, social y financiera” y está convencida de que se trata de “apostar por un diseño que aporte algo a nuestra tierra”, para conseguir que “las maravillosas ventajas no se las repartan las multinacionales que tributan en paraísos fiscales, sino nuestra gente”.

Según la diputada no vinculada con el Parlamento Andaluz, “son necesarias inversiones en la industria alimentaria con el avance de una industria conservera clásica, un modelo en el que el control de la circulación, que también puede ser pública, así como una correcta comercialización pueden situar a Barbate como una recomendación en este campo”.

Otra de las potencialidades de la economía local sería aprovechar el Parque Natural de la Breña y Marismas de Barbate, con proyectos de ecoturismo, como el cicloturismo sostenible, las visitas guiadas, la observación e interpretación de la naturaleza, la ornitología e incluso el turismo científico. Para Aguilera la pesca tradicional, debe ser el “motor financiero de Barbate frente a la competencia de las grandes multinacionales y utilización del uso del suelo industrial del municipio, para la instalación de planes industriales basados en las energías renovables, como proceso de transición ecológica”.

“Si nos preparamos para todas estas alternativas, surgirá una sinergia positiva”, para asegurar que ” frente a los proyectos macroturísticos que aportan amplias riquezas para la minoría, debemos concentrarnos en levantar un sector duradero, así como ecológico, para que los beneficios y el trabajo de calidad lleguen a los ciudadanos del municipio de Barbate”, concluyó.