Aunque el núcleo de Caños de Meca es pequeño, las playas son hermosas y de gran diversidad. En ellas no se padece la angustia y angostura de otros sitios y, en normalmente, se puede decir que son limpias y apacibles, salvo en momentos puntuales de verano

Playas de Caños de Meca

caños de meca

Si quieres una playa agreste y con recio oleaje la mejor elección es la franja del Faro de Trafalgar. Aunque, en el baño es obligado tener la máxima prudencia posible porque las recias corrientes causan cada año varios sobresaltos. En el faro nos encontramos con unas pequeñas ensenadas muy llamativas.

Los que quieran una playa más familiar y de aguas serenas pueden escoger la playa de Marisucia, próxima al faro o por la más frecuentada la playa del Pirata. La dos son poseedoras de suficientes servicios y son las más frecuentadas de la región. Están preservadas de las corrientes y tienen base esencialmente arenosa, no obstante, hay lugares con rocas.

En rumbo a Barbate se localiza la playa nudista y las ensenadas de los chorros, muy concurrida por nudistas y hippies que personifican la cara más variable de Los Caños, con música de timbales en un ámbito natural de gran hermosura, como es el parque natural de la Breña.

caños de meca

La región del faro de Trafalgar

Las playas del Faro son bravas y rebeldes. Son aguas arriesgadas de recias corrientes y de intenso oleaje.

Se recomienda tener mucha prudencia en la franja que envuelve el faro, especialmente para la gente que no estén familiarizadas con la región.

Son probablemente las playas más hermosas, sin embargo, ocultan una trampa que todos los años arrebata la vida de un bañista. Nuestra recomendación para el visitante es bañarse en la orilla y eludir en todo caso profundizar ni tan solo unos metros.

caños de meca

El cabo de Trafalgar y sus escollos y arrecifes causan remolinos y turbulencias que podrían ser nefastos para quien se adentre demasiado en el mar.

No es extraño escuchar todos los años el suceso de la desaparición de un submarinista, aun mas en la franja popularmente conocida como la aceitera, localizada a 700 metros de la orilla, zona a eludir por las embarcaciones por su insuficiente hondura, aunque muy ansiada por pescadores y submarinistas por la abundante fauna e inclusive riqueza arqueológica que oculta.

Paso a detallar la región:

Del faro parte una playa muy extensa que prosigue más allá de, Zahora, Conil y Chiclana. Está dirigida al oeste por lo que en ella se puede gozar de una majestuosa puesta de sol sobre el mar.

Podemos afirmar que es una de las playas más apacibles de Los Caños. escasea de algún tipo de servicio, no tiene ni socorristas, ni duchas, ni papeleras. Se ha colocado unas señales de prohibido el baño, dando una concepción del riesgo de esta región.

caños de meca

Hay que tener cuidado con el acantilado que cae desde el faro ya que no posee protección alguna.

El paisaje desde lo alto es hermoso. Desde aquí se puede vislumbrar en toda su excelencia las tremendas corrientes del faro.

Las Calitas

Alusión singular obtienen las calitas que se conforman al otro flanco de la Playa del Faro, unido al gran arrecife rocoso que circunvala al Faro. En estas playas se puede gozar de intimidad en un ambiente único que a varios les alienta a ejercer el nudismo.

caños de meca

En invierno se crean en el área del faro diversos lagos de agua de lluvia salada que albergan una interesante diversidad de batracios, reptiles y peces que desaparecen en la etapa seca del año y retornan con la llegada del invierno y la primavera. En estos lagos es sencillo ver también variados tipos de aves costeras, muy cuantiosas en la costa de Los Caños.

Es una región de biodiversidad a preservar fundamentalmente.

bahía del Varadero o Marisucia

La playa de Marisucia es una hermosa playa próxima a la carretera del faro de Trafalgar. Su disposición concede disfrutar del paisaje de Los Caños, Zahara de los Atunes y África.

Esta playa es más adecuada para las jornadas de viento de occidente, debido a que en sus aguas apenas hay olas y son enormemente nítidas. Con brisa de occidente, procedente del mar en lo referente a esta playa, se crea un poderoso oleaje y a las orillas llegan abundantes despojos de algas y otros residuos marinos, de ahí su denominación de Marisucia.

caños de meca

La arena es gruesa y en trechos pedregosa.

Esta playa es usada asiduamente como punto de inicio para los submarinistas que se sumergen en el faro. Con corriente de levante se transforma en el eje del Kitesurf de la región. La clausura de la carretera del faro ha complicado la entrada.

Cara a los apartamentos Playas del Estrecho

Continuando el trayecto al este llegamos a una zona costera rocosa, al final de un conjunto de 10 bloques al inicio de Los Caños

Esta playa es un poco molesta para los que no sepan de ella por sus rocas.

Con la pleamar es admisible darse un baño, pero con bajamar es casi inviable y arriesgado profundizar en sus aguas. Los arrecifes pueden causar cortes, además de la amenaza de los erizos y otras clases de animales como rascacios y morenas, etc.

Lo mejor es continuar el sendero e ir a la playa del Pirata.

Playa del Pirata

El Pirata es una hermosa playa de arena fina localizada en el núcleo de Los Caños. Podemos afirmar que es la primordial playa de Los Caños, por su entorno, tabernas y por encontrarse en pleno pueblo.

caños de meca

Es una playa arenácea, con pequeños trechos pedregosos, de aguas inmaculadas y poco agitadas. Frecuentemente padece merma de arena regulares por las mareas y por circunstancia de la pleamar se ha vuelto muy estrecha. Es la playa más abastecida porque esta acondicionada de personal de vigilancia y sanitario. Tras ella hay diversos bares y restaurantes, y del pequeño despeñadero que la despega de la carretera, emanan manantiales de agua dulce.

caños de meca

La playa concluye en una bella punta modelada por la actuación de los arrecifes de rocas, la laja, que se manifiestan con forma de islas con la bajamar. Este tramo goza de las aguas más cristalinas y frías.

Tras la punta se producen diferentes pequeñas calas que se conducen con la playa nudista, siendo la más popular la playa de los castillejos, último punto al que se permite acceder en coche.

caños de meca

Los Castillejos

Los Castillejos son unas calas que hay entre la playa del Pirata y la playa nudista, y se crean bajo unos despeñaderos desde los que descienden los primeros chorros de agua dulce.

caños de meca

Son playas serenas y de aguas transparentes, oportunas para guarecerse del levante, pero inconstantes en dimensión conforme a la capacidad de arena incluso pudiendo desaparecer con la pleamar.

Se constituyen aquí los primeros centros nudistas y en los muros de los acantilados muchos rebuscan un barro hipotéticamente provechoso con el que se impregnan el cuerpo.

La playa nudista

La playa nudista, de precioso paisaje es el auténtico núcleo esencial del hipismo y el nudismo.

Seguramente en ningún otro sitio de Los Caños se respira tanto esa atmosfera de hierba, sol y desnudez que han determinado a estas playas desde el boom turístico de los años 60. Las rastas siguen prevaleciendo, pero cada vez dejan más sitio a los nuevos ocupantes de sombrilla y nevera domingueras.

caños de meca

La playa no es muy amplia, se atraviesa en aproximadamente 5 minutos, dependiendo de la zancada del viajero y de ganas de indagar ante el entorno que se le brinda. Es una playa arenosa, pero con intervalos rocosos, de agua cristalina y limpia, aunque limite con 50 metros de arenas clausuradas por una nocividad bochornosa.

La playa pasa bajo los primeros acantilados, colmados de pino y arbusto, merece la pena ascender a ellos y presenciar la hermosura del entorno, sobre todo en el crepúsculo de la tarde.

Las cortinas o chorros

La playa nudista se ubica bajo los primeros acantilados del bosque. Es una playa primordialmente arenosa.

Al este, la playa concluye con el inicio de los acantilados precisamente dichos. A partir de ahí el terreno se obstaculiza considerablemente (algo menos con bajamar) y se hace indispensable la utilización de calzado para prevenir caídas, cortes o resbalones.

caños de meca

El peligro que acarrea este camino (ojo además a los derrumbes habituales del lugar) se recompensa con la impresionante hermosura de los acantilados, cuya altitud va incrementándose paulatinamente. Las rocas calizas forman, en circunstancias, a estructuras arbitrarias muy llamativas. Son también imponentes los inmensos bloques de piedra desunidos de los precipicios, que crean a veces, cuevas y otras constituciones geológicas. Siempre se contemplan la cima abundancia de aves costeras que anidan en los peñascos y agujeros de los despeñaderos.

Tras un trecho de rocas llegamos a una pequeña playa de arena salpicada de rocas caídas y después se llega a los chorros, una cascada de agua dulce que cae directamente en la playa. Es una zona con mucho atractivo y merecedor de visita. Fascina la rebosante caída de agua y la densa vegetación que crece en los aledaños de la surgencia. El agua es fresca y potable, jamás a cesado.

Luego de las cortinas, el trayecto se complica aún más. Es admisible llegar a una cala (la cala verde), pero con ella concluye la posibilidad de proseguir a pie.

Podemos continuar a nadando o en barca.

Lo que descubriremos será una serie de calas y muros que caen al mar.

playas de Caños de Meca

Se atravesará bajo la torre del Tajo, localizada en el lugar más alto de los acantilados, y desde ahí la altitud decaerá hasta llegar a la playa de la Yerbabuena en Barbate.

Los manantiales brotan durante toda la costa de acantilados.