Inés Foncubierta: «El problema es que una lanzadera también cuesta dinero»

Inés Foncubierta, gerente de la OPP 6.

Inés Foncubierta, gerente de la Organización de Productores Pesqueros nº 6 y vicepresidenta de la Asociación Andaluza de Mujeres del Sector Pesquero. OPP 06 representa a 17 de los 40 barcos pesqueros de la flota pesquera de Bababas, lo que representa casi el 50 por ciento de la flota.

Si un barco tiene que parar porque no es rentable por el precio del gasóleo y del pescado, no puede hacerlo porque tiene que pagar una regulación de empleo que le costará un mínimo de cuatro mil euros.

-¿A qué conclusiones se llegó tras la reunión del pasado martes en Sanlúcar?

-Se trata de una convocatoria realizada por las distintas federaciones como la Federación de Hermandades y la Federación de Armadores de Andalucía. La orden del día estaba ante el problema de la subida del precio del gasóleo. De hecho, el punto principal era presentar modificaciones en el plan de gestión del Golfo de Cádiz porque llevamos muchos años reclamando que hay que adaptarlo a las nuevas circunstancias. Estos cambios incluyen hacer coincidir las dimensiones de los pasillos con las dimensiones del Golfo de Vizcaya. También se solicitó que las asignaciones de cuotas se realicen anualmente, no cada seis meses. Básicamente se refiere a la cuota de anchoveta. Luego está la cuota de sardina, que también es una preocupación porque, aunque es un período anual, hay un período muy corto que va de mayo a octubre y queremos que la pesca comience en marzo. Se trata de una valla. Por la tarde se debatió sobre la flota arrastrera, a la que se pidió, entre otras cuestiones, poder declarar especies pelágicas como la sardina o la anchoa en el tramo de manga, no siempre pudiendo venderlas y con ello un cupo de otras especies. . . un ‘Minuto’ del 2 por ciento, para evitar penalizaciones por pesca accidental.

¿Y la flota artesanal?

En cuanto a la flota artesanal, seguimos luchando para encontrar una salida al problema de las algas. Una solución que pusimos sobre la mesa fue que puedan participar en la cuota de atún. Y esa solución la podría aprobar el Ministerio de Pesca, por mucho que digan que la responsabilidad la tiene el ICAAT. No lo hace porque no quiere, porque no lo ve o porque hay otro tipo de cuestiones que se nos escapan. La idea es recoger un pequeño cupo pero guardarlo en verano, que es la época en la que esta flota se ve más afectada por la proliferación de algas asiáticas invasoras. Se pregunta pero es deprimente porque no logramos que preste atención. La comercialización del cangrejo azul es otro tema importante y parece que hay muchas posibilidades pero hay que valorarlo. Es una alternativa a la pesca ya que se trata de poder sobrevivir.

¿Ahora es difícil sobrevivir de la pesca?

Efectivamente. Hay muchas unidades de barcos en el Golfo de Cádiz, con muchos límites de pesca y sin otra opción que regular, regular y regular. O abrir la línea de regulación europea que mire la posibilidad en aquellas zonas con planes de gestión de que puedan beneficiarse de ayudas de parada final. Es decir, el barco se hundió tras un subsidio que permite a un armador que ya está cansado de una actividad económica que no tiene efecto en salir dignamente del sector, saldando las deudas generadas desde hace mucho tiempo.

¿Una mini-conversión?

Bueno, es una conversión pura y simple. También pueden optar por la asistencia para el desarrollo de la pesca local y quien haga la donación puede sobrevivir con otras inversiones relacionadas con la pesca. Hay otras opciones, pero claramente ya no es una opción para muchos armadores seguir pescando.

Está claro que también se habló de hidrocarburos…

Sí, hay una serie de propuestas a nivel nacional para aumentar los fondos europeos (FEMP) y las ayudas Minimis, que sirven para subvencionar el gasóleo pero se pagan de forma anual. Antes hay que justificar el coste y luego subvencionarlo. Y eso no está operativo incluso si se solicita. Y no funciona porque el problema es ahora, no dentro de un año. Luego también pedimos otras líneas de ayuda como la exención de pago con la Seguridad Social, que supone, por ejemplo, el 40 por ciento del coste de un monedero-cadena. También pedimos una devolución del 4 por ciento de IVA en productos alimenticios. El Gobierno los ha subido a 10 y vale la pena plantearse subirlos al 21%, lo que sería desastroso ya que el precio del pescado es el mismo desde hace años. Suponiendo que el coste del IVA repercutirá en el consumidor final, y ya sabemos el trabajo que cuesta comer pescado a pesar de ser el mejor producto alimenticio… imaginaos un aumento del 21%.

También se reclama la exención de la tasa portuaria, ¿no?

Efectivamente. Los barcos en los puertos lo pagan todo. Si tienes un lugar para almacenar las artes, tienes que pagar. Si te abastecen de agua o energía, tienes que pagar. Si dejas las redes en una zona portuaria aunque sea temporalmente, tienes que pagar. Y luego está el 1 por ciento que se paga aquí por el uso de la Lonja. Y las organizaciones también pagan el 1 por ciento. Al final, pagamos el 2 por ciento calculado en base a las ventas brutas. Así como otro porcentaje ligado a la T4, que es otra tarifa independiente… Y si no puedes dejar de pagarlos todos, al menos redúcelos.

¿Son medidas que ya necesita aunque sean medidas temporales?

Por supuesto, estamos hablando de algo coyuntural. Son ayudas y medidas que necesitamos hasta que, como mínimo, los costes de producción se restablezcan y equilibren de nuevo. El caso es que el precio del corcho, del plástico, de las toneladas de hielo se ha duplicado… y mientras se mantienen las tarifas, no hay que olvidar que pagan tasas por solicitar un documento a Capitanía, o por reponer el primero. Equipo de asistencia…

¿No es rentable hacerse a la mar en este momento?

Es completamente inviable. Cualquiera que envíe un barco al mar debe tener mucha suerte y al menos un gran aumento en los costos de cobertura debido al precio del pescado. Es decir, para mantener su actividad. Pero también entendemos que el problema es que un barco fijo también cuesta dinero porque necesita mantenimiento, necesita vigilancia y seguiremos pagando tarifas aunque no esté activo.

Pero, ¿es posible detener un barco activo?

Bueno, es muy difícil para ellos porque la Seguridad Social, el Instituto Social Naval (ISM), tiene que obligarlos a hacer cumplir las normas laborales. Lo que diría es difícil porque el ISM siempre ha sido una administración muy colaboradora, pero en ese sentido no muestra ningún tipo de sensibilidad. Si un barco tiene que parar porque no es rentable por el precio del gasóleo y del pescado, no puede hacerlo porque tiene que pagar una regulación de empleo que le costará un mínimo de cuatro mil euros… qué es lo que somos ¿hablando sobre?

Durante esta semana han parado barcos y otros han optado por marcharse… ¿la parada de esta semana es incierta?

En principio es incierto, salvo el día 23 que el Ministro de Pesca nos da un mensaje positivo.

¿Es una huelga?

Sí, es una huelga en el sector pesquero.

Pero es una huelga que los barcos tampoco aguantan, ¿no?

Eso sí, si tienes toda la plantilla dada de alta, tendrás que pagar la Seguridad Social. Y si lo quieres parar para que el trabajador entre en paro, lo tienes que pagar tú también. El barco que estaba activo y tiene que parar no puede pagar a los trabajadores y no pueden hacer huelga. Y si regula el empleo y habilita al trabajador a cobrar las prestaciones por desempleo (que en su mayoría ya no lo son porque vienen de un paro muy importante como el del vallado, que duró tres meses, por eso la elección de la mayor parte de la ayuda mínima), el empleador debe tomar el beneficio del Seguro Social. Por muchas veces que le demos, es imposible.

¿No hay solución?

Sí, el ISM les exime de pagar la Seguridad Social, lo que permite al armador pagar algo por sobrevivir hasta ese día, siempre que entre el paro o las ayudas. Lo que se está generando es pobreza en cascada…

¿Es optimista sobre lo que sucederá en el Consejo de Ministros de Pesca del próximo lunes?

Sí, porque no es sólo un problema español, es un problema que afecta a toda Europa y hay que actuar. Creo que esto se le está yendo de las manos a nuestro Gobierno, y si pudiera actuar, ya lo habría hecho. Yo creo que ya se puede estar actuando con el IVA de hidrocarburos o con la aplicación al ISM, pero eso no se ha hecho a pesar del propio Gobierno.

¿Qué pasa si las medidas solicitadas no se materializan?

Sinceramente creo que verán el éxito del sector y del Golfo de Cádiz, al final tendrán que mostrar cierta sensibilidad al menos en algunos puntos, al menos negociar en algunos puntos como si no estuvieran atrasados ​​en el sector y el sector también puede darle la espalda.

¿Y cómo afecta a los ciudadanos?

No habría pescado. Ya lo hemos visto. Hoy solo quedan dos barcos en Baviera y apenas se han traído cuatrocientas cajas con ellos. Además, es un pescado que se vende y se deja fuera de casa. Y congelado mientras continúa la huelga del transporte, bueno, te lo digo. Es algo que cada vez es más general. Pero eso sí, la promesa del sector pesquero es que no falte pescado en la mesa.

Tras los esfuerzos realizados por este sector durante la pandemia, ¿debe haber una mayor conciencia?

Efectivamente. No tienen que recompensarnos. Hicimos nuestro trabajo sabiendo que lo estábamos haciendo en condiciones terribles… no había separación de seguridad entre los trabajadores, pero nos arriesgamos. Ni siquiera teníamos máscaras. Los buscábamos como locos, pero cumplimos y brindamos a la población. Ahora cabe señalar el agradecimiento del Ministerio con gestos como el hecho de que el ministro Luis Planas hubiera estado presente en la reunión del pasado lunes con el sector, a pesar de que no tenía nada que ofrecer. Y debería haberlo sido porque esto es muy grave y si no lo ha visto, está muy decepcionado.

Es el 25 no?

Con suerte, podría generar una decepción y una reacción extremadamente desagradable si no.

Enter your Email Address

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*